El coronavirus y otras crisis vividas


Fecha: 19 de marzo, última actualización 7 am

Últimos acontecimientos

El primer ministro Justin Trudeau ha comunicado el cierre de fronteras entre Canadá y Estados Unidos, para todos aquellos viajes “no esenciales”, así como un paquete económico por USD 82.000 millones para asistencia directa y estímulos para estabilizar la economía. (Canada-U.S. border closing; $27B in direct aid, $55B to businesses – CTV News)

Por primera vez desde el inicio de la crisis, China reportó cero infecciones locales, ahora la preocupación es que los viajeros reimporten el virus a China.

Comenzó la carrera por encontrar la vacuna con el Covid-19. En Estados Unidos ya comenzaron las pruebas que buscan garantizar la seguridad de las vacunas desarrolladas, para luego continuar con la pruebas de eficacia. Si los resultados son positivos, los primeros pacientes podrían estar vacunados en alrededor de 4 meses.

El coronavirus y otras crisis vividas

Sin duda el coronavirus ha tenido serios impactos en las diferentes economías alrededor del mundo, que han llevado a colapsos en las bolsas de valores, devaluaciones, desabastecimiento y crecimientos económicos negativos. Esta crisis puede ser comparada con dos acontecimientos en el pasado reciente: la crisis financiera de 2007 y el SARS en 2003. Sin embargo, existen grandes diferencias también.

La crisis financiera, entre 2007 y 2009, también tuvo un impacto global, precios del petróleo cayendo y bolsas en mínimos. La principal diferencia radica en lo obvio, la fuente de la crisis actual no es interna al sistema financiero lo que permite a los bancos y otras instituciones financieras servir como instrumentos para reducir el impacto. Al tener un origen sanitario, la crisis alberga un grado alto de incertidumbre en las próximas semanas, pero en el marco de seis meses el virus habrá con certeza desaparecido. Las preocupaciones más importantes acerca de la crisis a causa del Covid –19 se relaciona con el riesgo de liquidez que enfrentarán las empresas ante el choque de oferta y demanda generado en China y luego ampliado a otros varios países. Para esto, las medidas de los gobiernos están encaminadas a aumentar la liquidez en las economías a través de los bancos, de garantizar pasivos y estimular el mercado accionario (The Economist, V is for Vicious). La otra preocupación está relacionada con la capacidad de los países de atender a los países en cuidados intensivos. Esta es la principal razón que buscan los gobiernos de “aplanar la curva” de infectados, entendiendo que así se extiende la duración de la crisis, pues el pico de contagio no llega muy rápido, sin embargo, no colapsa el sistema de salud.

De otro lado, frente al SARS, existe la similitud del origen, pero la magnitud del choque es diferente. Aunque la tasa de mortalidad del SARS (9,7%) fue más de dos veces más grande que la tasa actual del coronavirus (3,8%), el alcance de este último ha superado por más de 20 veces al del primero, el cual llegó a tener un total de 8.098 personas infectadas en 24 países.

Así pues, factores como la globalización y el aumento de la población pueden llegar a potenciar los efectos de la crisis en diferentes aspectos de la economía global. La Organización de Aviación Civil Internacional señaló que se espera que los impactos del COVID-19 sean mayores que los causados ​​por la epidemia de SARS de 2003, a raíz del mayor volumen y la mayor extensión global de las cancelaciones de vuelos que se están viendo. Los factores estacionales de carga de pasajeros son otro factor atenuante, como lo es el hecho de que el tráfico aéreo internacional de China se ha duplicado, y su tráfico doméstico aumentó cinco veces, desde 2003. (Las millonarias pérdidas económicas del coronavirus COVID-19 – ONU)

En cuanto al crecimiento de la economía, la epidemia del SARS provocó que la economía mundial se contrajera en EUR$ 36.000 millones y que su crecimiento se viera reducido en 1%. Para el caso del coronavirus, aunque ya se han hecho estimaciones del crecimiento de la economía mundial por organismos como la OCDE, que en su peor escenario recortó el crecimiento de 2020 a 1,5% (antes 2,9%), lo cierto es que estas estimaciones seguirán cambiando en la medida que el virus se siga expandiendo por el mundo. (Coronavirus: "Estamos muy cerca de una recesión global" por el rápido avance de la pandemia – BBC)

Oxford Economics considera que hay riesgos de impactos y efectos económicos más profundos y prolongados que en 2003 con el SARS. Teniendo en cuenta que ahora China representa 16% del PIB mundial (era del 4% en 2003) y que se están viendo interrupciones tanto en la oferta como en la demanda, consideran erróneo anticipar una recuperación en forma de V y ven como escenario más probable una ruta en forma de U para el crecimiento del PIB. La situación económica actual, tanto en los Estados Unidos como a nivel mundial, es más débil que en la época del SARS y está en riesgo debido al efecto continuo del COVID-19 en la confianza del consumidor, la inversión y el comercio. (Analysis of COVID-19 potential impacts on US international and domestic travel - Oxford Economics).

Coronavirus y su impacto en la economía

El gobierno español anunció un paquete de estímulo de EUR 100.000 millones (cerca del 20% del PIB) para dar garantías a los préstamos corporativos, y de EUR 17.000 millones para evitar que las empresas caigan en quiebra durante el cierre. El Reino Unido, por su parte, anunció un paquete adicional de estímulo de 350 mil millones de libras esterlinas que cubrirá el pago de hipotecas y apoyará a las aerolíneas, tiendas y empresas del sector hotelero, con préstamos respaldados, recortes tributarios y subvenciones. (Informe diario – Corficolombiana).

Según un análisis de Skandia, el proceso de recuperación de la economía china se ha dado relativamente rápido. La economía ya está recuperándose y la actividad económica se está reactivando. Antes del coronavirus, se esperaba que este país creciera cerca de un 6% en 2020, sin embargo, luego del impacto del coronavirus, los analistas consideran que podría crecer cerca al 4%, asumiendo que las economías de Europa y EE.UU. también se recuperen rápido. Otros más pesimistas dicen que el crecimiento de China estaría alrededor de 2%. (Los mercados financieros en tiempos de incertidumbre – Skandia)

Con el brote del coronavirus, los sectores que más se vieron afectados en China fueron hoteles y restaurantes, turismo, comercio al por mayor y al por menor, transporte y manufacturas, mientras los que menos se vieron afectados fueron comunicaciones, internet, seguros, energía, banca y gobierno. (Los mercados financieros en tiempos de incertidumbre – Skandia)

Particularmente en Colombia, la economía se ha visto muy afectada por la caída de los precios del petróleo. En enero y febrero la producción industrial y las ventas venían muy bien, por lo que se espera que en el primer trimestre los resultados del PIB sean positivos, con un crecimiento superior al 2,5%. Sin embargo, preocupa el comportamiento del segundo trimestre, con afectaciones en turismo, entretenimiento y comercio, que eran sectores que venían jalonando el crecimiento. En consecuencia, se proyecta un crecimiento negativo en este periodo. Para el segundo semestre del año, se espera una recuperación tanto de la economía global como de la colombiana. (Los mercados financieros en tiempos de incertidumbre – Skandia)

El gobierno colombiano decretó el Estado de Emergencia Económica y Social y presentó un paquete de medidas para enfrentar los efectos negativos del coronavirus en el país por COP 14,8 billones, que no afectará el nivel de deuda pública. Los recursos se utilizarán en garantizar recursos para el sistema de salud y dar liquidez a la red hospitalaria, en promover líneas de crédito y garantías para que los hogares y las micro, pequeñas y medianas empresas puedan mantener sanas sus relaciones crediticias y en financiar la reducción de aranceles para las importaciones del sector salud. (Informe diario de mercados financieros – Davivienda).

Guerra de precios del petróleo

Los precios del petróleo WTI y Brent cayeron hasta niveles cercanos a USD 22 por barril y USD 25,5 por barril, respectivamente, después de que Arabia Saudita indicara que producirá a un nivel récord de 12,3 millones de barriles diarios durante los próximos meses, sugiriendo que la guerra de precios y producción contra Rusia se profundiza, mientras Rusia ha indicado que tiene recursos para compensar los precios bajos por algún tiempo. Algunos analistas creen que, manteniendo los precios bajos, Arabia Saudita busca llevar a los diferentes productores de crudo a un nuevo acuerdo de producción en el mediano plazo. (Informe diario de mercados financieros – Davivienda).

La incertidumbre sigue siendo alta y se espera que la situación se extienda al menos hasta junio o julio. Trump afirmó que EE.UU. aumentará en los próximos días sus reservas petroleras para garantizar la seguridad energética en momentos de bajos precios del petróleo, lo que supone que se prepara para soportar la presión de Arabia Saudita de aumentar la oferta, bajar la cotización del crudo y sacar del mercado mundial la oferta estadounidense proveniente de proyectos no convencionales. Entre tanto, los líderes de Arabia Saudita parecen estar dispuestos a lidiar con menores márgenes por cada barril vendido (lo cual implica hacer sacrificios fiscales) para aumentar su participación de mercado y reducir la de EEUU. (Colombia en tiempos del coronavirus – Corficolombiana).

En el caso de la economía colombiana, los analistas de Corficolombiana ven un espacio fiscal limitado para aguantar un nuevo choque petrolero, como el de 2014, ya que la deuda bruta del Gobierno Nacional Central se encuentra en niveles altos (alrededor de 52% del PIB en 2019). A esto se suman varias vulnerabilidades en el sector externo: 1) hoy en día, el déficit de la balanza comercial es mayor (-2,8% del PIB actualmente vs -0,3% hace 5 años) 2) hay una mayor participación de los inversionistas extranjeros en el mercado de deuda pública total (24% actualmente vs 15% hace 5 años), 3) dada la situación actual mundial, se esperan menores ingresos por exportaciones (en especial, por petróleo y turismo) y una caída de las remesas. En consecuencia, consideran que este escenario aumenta la probabilidad de una revisión a la baja en la calificación soberana de Colombia por parte de la agencia Fitch (actualmente en BBB, con perspectiva negativa), lo cual podría suceder en mayo de este año. (Colombia en tiempos del coronavirus – Corficolombiana).

Algunas industrias crecen

Un análisis de Google ha evidenciado el cambio en las tendencias globales de consumo, que impulsan el crecimiento de sectores relacionados a la tecnología, como el audiovisual, editorial y en general, aquellos relacionados con el entretenimiento. El estudio compara dos de las economías europeas que más han sufrido a causa de la pandemia (España e Italia) con Colombia y muestra cómo, desde el inicio de las cuarentenas decretadas por los diferentes gobiernos, el consumo de internet, la industria de video “on demand”, los videojuegos, las apps de domicilios, el consumo de libros online y el consumo de videos tutoriales, han visto incrementos en sus ventas de forma acelerada. (Impacto COVID-19 Retail – Google)

Fuente: Procolombia

#coronavirus #crisis #oportunidad #economia #retos #industrias

9 vistas